Skip to content

[“Breves historias detrás de las fotos”]


En mis recorridas por las islas estos últimos años me acompaña mi cámara, muchas veces una distracción al momento de disfrutar d la naturaleza, no son pocas las ocasiones en que resigno una buena foto por disfrutar el momento sin interponer la cámara con mi retina.

Las mejores fotos y momentos no son los que capturo, son las que pasaron a ser parte del momento y de todo lo que me rodea.

pero en algunas ocasiones intento vanamente detener el tiempo y congelar ese instante único e irrepetible, al momento de compartirlas por estos medios fríos que son las redes sociales intento darles algo de calor con palabras, están lejos de transmitir la experiencia pero me ayudan a regresar en el tiempo y vivir nuevamente ese momento.

Espero que disfruten estas breves historias detrás de las fotos.

Pablo LosAliadoS

Zorro de Monte.

 

ZorroCaminaba pesadamente y podía sentir el sonido que producían mis botas al enterrarse varios centímetros en el suelo islero, parece una gran esponja después de pasar largo tiempo bajo el agua por la gran creciente.

Mis huellas no eran las únicas en ese remoto lugar, también me acompañaban las de los verdaderos dueños de casa, al ver sus rastros nuevamente siento admiración por ellos por su capacidad de sobrevivir, al agua, al frío, a los cazadores… verdaderos héroes anónimos.

Mientras pensaba estas cosas note que lo único que se escuchaba en el monte eran mis pasos… y me paralice…, estaba rodeado de un completo silencio, las aves parecían haber desaparecido y el viento se había detenido…

Ya sin caminar solo podía oír mi respiración, comencé a mirar a mi alrededor tratando de descifrar que estaba pasando… sentía que alguien me estaba observando…

A unos 40 metros entre hojas ramas y arbustos algo parecía raro, levante la cámara intentando hacer foco y cuando nos cruzamos las miradas apreté el obturador, el desapareció y el viento volvió a soplar agitando las ramas del lugar, solo unos pocos pájaros también volvieron a escucharse.

Ya era hora de regresar.

Pablo LosAliadoS

 

Huellas.

 

huellaEn algunas ocasiones conocidos y amigos me suelen decir que la lucha por nuestros recursos naturales y su fauna es una causa perdida…, que nuestra especie no se detendrá hasta que extermine la vida que lo rodea con el mismo incluido, si bien también creo lo mismo hay algo que me lleva a difundir y mostrar la naturaleza que esta frente a nuestros ojos… pero nos cuesta ver y sentir.

Cuando me encuentro con un rastro como el de la foto todo me resulta más claro, una simple huella en el barro islero me da todas las respuestas, un mensaje que esta más allá de las palabras, un idioma no escrito pero universal, contra todas las probabilidades lógicas en un lugar donde por más de un mes solo reino el agua, donde ya perdí la cuenta de los temporales que lo azotaron… donde cruzo al furtivo sin corazón que tiñe las aguas de rojo… donde no parece haber nada… esta la huella que me lleva a mirar mi entorno, es en ese momento atemporal que a pesar de mis creencias de nuestro destino común…., me doy cuenta que mientras tenga fuerzas no dejare de pelear contra los molinos de viento….

Pablo LosAliadoS

 

“Comarca Hurón”.

 

huron.
5,32 mts marca el Paraná a la altura de puerto San Lorenzo, los senderos invisibles entre el agua y las plantas que cubren los albardones isleros me llevaron a un silencioso lugar, el verde y una alfombra de enredaderas lo cubría todo, tranquilamente podía ser otra dimensión.
Observaba nada y todo a la vez desde un gran árbol caído que la vegetación ya había tapado hace tiempo, pasaron los minutos quizás horas, el tiempo en estos lugares no es el que marca el reloj.
Algo parece moverse bajo el manto verde, Muchas cosas se revelan y se comienzan a “ver” cuando se está en sintonía con el entorno, por algunos claros se cruzan sombras casi imperceptibles a nuestra limitada vista.
Parecían jugar a las escondidas pero para un buen observador las ramas delataban su ubicación, se trataba de 4 jóvenes seguramente hermanos escapados del cuidado de sus padres y bastante traviesos.
El lugar cerrado por el monte y el ramerio hacia imposible solo pensar en tomarles una foto, incluso por largo rato olvide que tenia la cámara, evidentemente hacían todo lo posible por evitarme y alteraron bastante un panal de lechiguanas que estaban a unos 5 metros de donde me encontraba.

El movimiento tenue de unas frágiles ramas me decía que algo se acercaba, no podía dejar pasar la oportunidad, levante lentamente la cámara y busque el foco entre las hojas del suelo islero, por unos segundos quedamos frente a frente, restándome importancia llevo su mirada pura y natural a los arboles, el veía algo invisible para mí.

Cuando regresaba sobre mis pasos la magia se desvanecía, poco a poco comenzaba a contaminarme nuevamente del camino que elegimos hace unos cuantos siglos atrás.

Pablo LosAliadoS

 

Una pluma blanca.

 

plumaAlguna vez leí que encontrar una pluma blanca es un mensaje, un mensaje acorde al estado en que se encuentre uno en ese momento.

La de esta imagen estaba en un escondido madrejón inundado, ensombrecido por grandes árboles que apenas permitían el paso de un débil sol de otoño. En realidad llegue a ese lugar por perder el rumbo cuando intentaba regresar al campamento, fuera y lejos de cualquier sendero que me llevo a preguntarme como había terminado ahí…

En ese lugar aparentemente sombrío resaltaba esta pluma inmaculada, no resistí la tentación de fotografiarla, quizás pensando que la perdió un ángel que paso perdido antes que yo…

Algunas leyendas cuentan que encontrar una pluma significa que un alma esta cerca, que no estamos solos en el camino de la vida.

Un mensaje para los que perdimos la fe hace mucho tiempo…

Pablo LosAliadoS

 

Ella la más bella.

 

bellaSalí a juntar leña para el fogón de la ranchada, son de los pocos momentos que me separo de mi cámara para evitar que se golpee, en una zona de alisos mientras levantaba algunas ramas secas me parece ver algo en los pastos costeros….

Y si !! Veo una gran culebra que parecía estar tomando agua y aparentemente no me había visto, largue las ramas y salí corriendo a buscar mi cámara, cuando regrese ella emprendía su regreso al monte y ahí si me vio…, no tenía muchas salidas así que antes levanto su cabeza para ver quien interrumpía su paso, la cámara casi no hace foco por la poca distancia que nos separaba, su mirada claramente era de preocupación, pero creo que intuyo que no quería hacerle daño y me paso a un lado para comenzar a trepara unos arbustos, sus movimientos increíbles!! Parecía levitar entre las ramas hasta que en un momento ya no podía distinguirla, era una parte más del monte.

Pablo LosAliadoS

 

Pesadilla…

 

lugar
Anoche soñé que llegaba hasta la barranca para mirar el Rio, sentí un nudo en el estomago al ver en la isla maquinas y dragas que habían arrasado la mitad, donde antes había verde solo se distinguía el marrón del limo y las maquinas que seguían avanzando… esa isla es la primera que conocí de chico y donde años después tome esta foto.
Por suerte me desperté y sentí alivio que por el momento solo fue una pesadilla….

Pablo LosAliadoS

 

“Tuyango”  yo no te olvido.

 

tuyangoMientras observaba una familia de nutrias sobre la escasa vegetación que cubre parte de la laguna siento entre el pajonal lagunero que alguien se acerca caminando, no falto mucho para ver de quien se trataba…, una linda y esbelta cigüeña… pero no tarde en ver que tenía un ala herida de un disparo. 
Se paro y me miro por unos segundos como preguntando ¿POR QUE?? Pero no tenia respuestas para darle, en esos momentos que el corazón duele y el estomago se hace un nudo solo atine a tomarle estas fotos mientras seguía su triste paso por las aguas bajas, esta cigüeña americana ya no volara mas… algún cazador de fin de semana que salió a divertirse disparándole a la fauna de la isla la mutilo de un tiro y la sentencio a sufrir y tener una muerte temprana.
Mientras escribo estas palabras no puedo dejar de pensar en esa pobre ave que en esta noche fría de julio estará intentando buscar un lugar seguro…
Y quizás…. Se estará preguntando ¿por qué?
Qué necesidad tendrán estos humanos de salir a matarnos, sufrirán de hambre?
O simplemente lo hacen para liberar su verdadera esencia…. La de la especie dominante y supuestamente mas “evolucionada” del planeta….

(Esto es lo que dejan los que van a las islas con armas a practicar tiro con la indefensa fauna que intenta sobrevivir a nuestra violencia)

Pablo LosAliadoS

 

Invasión natural.

invacionLa cámara fue lo único que se encontró del fotógrafo desaparecido en las islas, se cree que las orugas carnívoras lo atraparon y el pobre humano pereció por sus mortales picaduras para luego servirle de comida a la hambrienta colonia. 
Lugareños comentan que las temibles y salvajes orugas se dejaron la cámara como trofeo.

(Crónicas contemporáneas de las islas)
Pablo LosAliadoS

 

Lagarto overo.

 

iguanaCaminaba al borde de un pequeño arroyo que se formo por la creciente del Rio, cuando paso un pequeño matorral veo a unos 5 metros un gran lagarto overo, bien adulto de un metro veinte sin temor a equivocarme.

Apenas nos vimos nos quedamos quietos los dos sin mover un musculo, mientras lo observaba recordé las autorizaciones que las secretarias de medio ambiente dan todos los años para cazar miles de estos reptiles.(dependiendo la provincia)

No podía dejar de pensar que alguien sentado en un escritorio les da una sentencia de muerte a estas inocentes criaturas, claro… algunos humanos les gusta tener algo confeccionado con el cuero o uñas de este reptil.
Ellos ponen la vida para que unas 20 personas se beneficien con su comercialización, ahora digo yo…, en que estudios se basan para permitir estas matanzas?? No pueden controlar la caza furtiva ni los desmontes pero si decidir sobre la vida de ellos.

En fin, creo que este amigo presintió que no quería hacerle daño, se quedo inmóvil observándome detrás de los pastos con los que intentaba esconderse, momento que aproveche para tomarle la foto que les comparto.

Mientras me alejaba me quede pensando quien de los dos tiene la mente mas primitiva, el que descansaba a orillas del arroyo sin molestar a nadie o el funcionario que los sentencia para otros de igual nivel de ser lo usen como adorno.

Pablo LosAliadoS

 

Ojos de Chororo.

 

ChororoHay fotos donde las palabras sobran, y esta es una de ellas.
Me es imposible trasmitirles los sonidos del monte, los aromas de cientos de plantas, la brisa que susurra entre las ramas y un suave sol de otoño que comienza a buscar el horizonte.
Y como frutilla del postre en ese lugar magnifico lejos de todo el mal que acarreamos como especie, este chororo me sorprendió con su magia donde todo parecía tener un perfecto equilibro donde yo desencajaba.

Pablo LosAliadoS

 

Federal islero.

 

FederalHay parajes isleros que al recorrerlos me parece viajar en el tiempo, a esos años que relatan los antiguos cronistas describiendo unas islas y ríos desbordantes de vida.
Veo los dorados saltando fuera del agua cazando otros cardúmenes de peces que entran por las correderas, grupos de chajás entre nutrias y algunos carpinchos algo más tímidos.

Décadas de caza sin control junto con el tráfico ilegal de fauna nos dejaron sin muchas de sus especies emblemáticas, los carceleros traficantes de la vida arrasaron entre otras con una de las aves que considero de las más bellas, símbolo de los humedales con un nombre con mucho significado también para nuestra especie “FEDERAL”.

Que pobre de corazón tiene que ser una persona para enjaular esta ave formidable, como pueden disfrutar de verla tras las rejas….

Como en los sueños al recorrer estos lugares mágicos me parece verlos… libres como el viento disfrutando nuevamente de su casa, “las islas”.
Con la esperanza que no se trate solo de un espejismo suelo enfocar y tomar fotos donde me parece verlos, les comparto la foto con la ilusión de que compartan mi visión y tomar conciencia de los tesoros que nos roban los traficantes de fauna.

Pablo LosAliadoS

 

Una tormenta que se llevo muchos amigos.

 

tormentaLa tormenta del viernes (19-02-16) que golpeo muy fuerte tanto a Santa Fe como Paraná también lo hizo en las islas….

Por el angosto arroyo que suelo tomar para ir al interior de las islas ya veía cientos de arboles tumbados y miles de ramas quebradas.

Al llegar al viejo albardón lo que encontré fue tristísimo…, la mayoría de los gigantes y viejos arboles se habían caído, la creciente que desde hace ya tiempo transformo la tierra en barro mas los fuertes vientos fueron un coctel mortal.

En este monte vivía un viejo amigo, un inmenso timbo blanco, para que describir lo que sentí al encontrarlo caído…, en su paso también se llevo gran parte de un viejo ceibo y un gran laurel.
A pesar de haber estado en este lugar muchas veces estaba irreconocible, el monte cerrado de gran sombra ahora dejaba ver el cielo.

Me acerque y apoye mi mano en su corteza a modo de despedida, los que encontrábamos refugio bajo sus ramas lo extrañaremos.

Pablo LosAliadoS

 

Huérfanos..

 

grupoRecorriendo una de mis zonas preferidas en las islas me quede largo tiempo observando un arroyo que se formo por la creciente, a lo lejos se veían algunos ipacaa y garzas entre otros.
Interrumpió mi letargo el sonido de una rama que se quebró a unos 5 metros de donde estaba, sonido conocido ya que me suele delatar cuando camino por las islas.
Lentamente me fui acercando al lugar donde lo escuche…, al llegar veo que un pequeño carpincho se mete entre unos pastos, más lentamente me fui arrimado y podía observar que algunas plantas se movían en clara señal que algo andaba debajo de ellas.
Pacientemente espere en silencio y veo aparecer un carpi pequeño que venía comiendo algunos tiernos pastos, momento que aproveche para tomarle algunas fotos, de repente veo salir otro… y otro más… en total había 5 crías.
Si bien había por el lugar arbustos densos donde podía estar descansando la madre no la vi…, me fui como llegue en silencio con la esperanza que no se tratara de huérfanos, que su madre no se trate de una víctima más de los tristemente numerosos depredadores que andan a los tiros por las islas.

Pablo LosAliadoS

 

Lobitos de Rio.

 

Libitos

La intuición no me suele fallar, son esas salidas en que término donde me lleve el camino, finalmente llegue a una zona típica de este humedal que son las islas del Río Paraná.

El lugar es un verdadero laberinto que conecta pequeñas lagunas y arroyos, en esta época en que el Rio esta bajo no anda gente ya que es muy difícil llegar, pero en la época que crece si es común encontrarse con cazadores.

Decidí descansar de la caminata bajo la sombra de un Toratay que se encontraba a orillas de la unión de dos lagunas, antes de sentarme revise bien el lugar, más que de costumbre ya que hace unas noches soñé que me mordía una yarará…, estimo que pase unas dos horas ahí solo observando una comunidad de coipos y tortugas que se asoleaban en la costa.

De repente advierto que algo se acercaba por el agua a mi izquierda, no podía ver bien de que se trataba por algunas ramas que me impedían ver con claridad, pero prepare rápidamente mi cámara ya que pasaría frente a donde me encontraba.
Cuando finalmente vi de qué se trataba deje de respirar…, tres lobitos de Río venían patrullando la costa.., no hay palabras que puedan describir el momento, solo puedo decir que fue mágico, el ruido del obturador de mi cámara los detuvo por unos segundos, la imagen que les comparto congelo este inolvidable encuentro.

Pablo LosAliadoS

 

Sábalos voladores.

 

Sablos

No fue fácil llegar, el sol y el calor se hacían sentir, sabía que el arroyo escondido no estaba lejos.
Siempre me espera con alguna sorpresa, hoy al correr lentamente las últimas ramas aparecieron sus aguas negras cristalinas, ahí estaban ellos…, jugando y nadando lejos de las redes que sin descanso los atrapan día y noche año tras año.
Me quede mirándolos por largo rato y por un momento sentí que estaba dentro de un cuento, de esos en que los peces nadan en el aire, que las aguas no los retienen y pueden salir sin estar atados por la gravedad y la materia, seguramente esta noche estarán jugando con las estrellas.

Pablo LosAliadoS

 

Mi primera foto de un Carpincho.

 

el prmeroSi hay rincones de las islas alejados y mágicos este es sin dudas uno de ellos, pase bordeando dos lagunas y un pajonal bastante denso, cuando pase el curupí quede entre las ramas negras y el arroyo, este ultimo tapiado de todo tipo de plantas acuáticas, el lugar es indescriptible, la vegetación es increíblemente exuberante, de pronto un curutie da la voz de alarma… y todas las aves del lugar se vienen a verme, cardenales, Juan chiviro, espineros, chororos… y otros tantos mas… 
Me quede en silencio largo rato, el agua llegaba a mitad de mis botas y ya me estaba enfriando los pies, miraba los diferentes verdes sin enfocar nada en particular…, de repente me parece que me miran de la otra orilla…, trato de fijar la vista y no puedo creer… lo que veo…, a no más de 25 metros frente a mi un carpincho me observa con tranquila curiosidad…., mientras levantaba la cámara temía que escuchara mi corazón y se fuera… pero me dejo tomarle algunas fotos sin alarmarse en ningún momento.
Otro regalo más de las islas difícil de describir con palabras.

Pablo LosAliadoS

 

Un lugar inaccesible.

 

inaccesible

Siguiendo los rastros de un aguara pope llegue a un lugar de la isla que nunca antes había caminado, este monte siempre lo veía de lejos la densa vegetación de las lagunas que lo rodean no me permitían llegar, la creciente y fuertes tormentas me dejaron un estrecho paso que aproveche.
En un rincón donde la tierra se angosta entre dos pequeñas lagunas tome un descanso junto a un gran timbo, los minutos pasaron y de repente entre las ramas que estaban al borde del agua veo pasar dos carpinchos nadando a la par…, trate de enfocarlos pero fue imposible entre la gran cantidad de ramas, uno desvió para tomar otro camino así que busque un claro para enfocar y espere que el pasara para hacer clik, la intuición no me fallo.
Les comparto la foto lograda de este carpincho, un sobreviviente de nuestras islas.

Pablo LosAliadoS

 

Invisible.

 

invisible

Cuando logro ser parte de las cortezas entre sauces y camalotes… las agujas del reloj se detienen, en esos mágicos, atemporales momentos…, pasamos a ser parte de todo los que nos rodea, es cuando en algunas ocasiones la naturaleza suele revelar algunos de sus secretos, es como estar en un sueño lucido…, como un reflejo levando mi cámara y tomo una foto para ver si es real o un espejismo…, de esas tardes que no se olvidan.

Pablo LosAliadoS

 

Silueta.

 

siluetaLo percibí a la distancia casi sin verlo en realidad, pero sabía que estaba ahí, pase por un madrejón casi seco y semi agachado cruce un pequeño albardón de viejos sauces que daban a la tapiada laguna, lentamente me fui parando para no espantarlo pero un hornero junto a un carpintero real no paraban de dar la vos de alerta que un intruso estaba en el lugar, como no podía ser de otra manera el los escucho y se sentó mirando con cierta curiosidad mi desdibujada figura, como una estatua marrón recortada en los verdes pastos de la costa se quedo inmóvil mientras le tome un par de fotografías, luego baje la cámara para simplemente disfrutar de su presencia ,sin tecnología y vidrios que separen las miradas.

Pablo LosAliadoS

 

Un viejo amigo.

 

ÑacuEl denso monte donde vive fue muy castigado por las últimas tormentas, muchos de los grandes árboles tapizan el suelo islero, sé que cuando camino por su territorio él me observa y en contadas ocasiones me da el privilegio de dejarse ver.
Esta vez creo que lo sorprendí…, su mirada me lo dejo saber…, me invadió una gran alegría al verlo, sigue sobreviviendo a la creciente y fuertes tormentas, también al mayor de los peligros que es al gatillo fácil de nuestra especie.
Siento gran admiración por este búho y para mis ojos es una de las más bellas creaciones de la naturaleza.

Pablo LosAliadoS


          {LosAliadoS}

 

A %d blogueros les gusta esto: